TEMAS y SUBTEMAS

0.0 Introducción

2.1 Tipos de documentos: surgimiento de las publicaciones periódicas

2.2 Bibliotecas

2.3 Soportes



EVALUACIÓN FINAL

Historia del Libro y de las Bibliotecas II

UNIDAD II: Siglo XVII y XVIII: EUROPA Y NUEVA ESPAÑA
REGRESAR A INDEX.HTM

Ramiro Lafuente López



2.1 Tipos de documentos: surgimiento de las publicaciones periódicas

Las publicaciones periódicas surgieron con la intención de proporcionar información sobre asuntos de utilidad para comunidades específicas o bien para dar cuenta de hechos particulares acaecidos y que se consideraba podían ser de interés general, así, nacen, en Venecia, las gazzetas, en las cuales se daban noticias de los acontecimientos portuarios y comerciales. En sus orígenes no se concibieron como impresos sujetos una periodicidad ni constancia en su publicación, se iniciaron aproximadamente hacia el año 1600, este tipo de impresos eran de carácter efímero; se publicaban como ya mencionamos, a propósito de algún acontecimiento que sus editores consideraban podía atraer la atención de algún tipo de público, por tanto adoptaban distintos formatos y versaban sobre tópicos muy diversos. Aún cuando se publicaron durante mucho tiempo no gozaban de mucha popularidad, dado el escaso número de personas que sabía leer, fue hasta mediados del siglo XIX que va a consolidar la idea de la publicación periódica dirigida a públicos específicos, y sujeta a fechas de publicación predeterminadas, incluso de publicación diaria como el periódico, que además empieza a integrase como un impreso compuesto por textos que abarcaban diversos tópicos y se dirigirían al público en general .


Desde 1609 empiezan a publicarse Gacetas con periodicidad semanal. Al principio eran impresas por editores privados, pero posteriormente quedaron bajo la protección de los Estados Absolutos que las utilizaron como medio de propaganda de la monarquía. Las gacetas más famosas fueron las francesas: La Gazette, Le Journal des Savants, y Le Mercure Galan, todas ellas del S.XVII. Estas publicaciones tuvieron gran influencia en España, desde el S.XVII. La primera española fue la Gaceta de Madrid, de 1661.


En el siglo XVII, aparecieron en América, especialmente en México y Lima, hojas volantes que se publicaban, casi siempre, con el pretexto de la llegada de alguna flota proveniente de Europa, así como con las noticias más notables del Virreinato, el primer periódico fue la Hoja de México, aparecido en 1541, en donde se narraban los sucesos acaecidos durante el terremoto de Guatemala.. Un siglo más tarde, se establecen periódicos continuos y con secciones diferentes, de los cuales los más antiguos son la Gaceta de México y Noticias de España (1722). En 1729, en Guatemala, aparece la Gaceta de Guatemala y, en Costa Rica, la Gaceta Mensual; en el Virreinato del Perú aparecen La Gaceta de Lima (1743), el Diario de Lima (1790) y el Mercurio Peruano.


En 1764 apareció la Gaceta de la Habana; El pensador y el Papel periódico de la Habana salen a la luz en 1790. En 1764 aparece la Gaceta de Buenos Aires, la Gaceta de Santafé aparece en 1785; el Papel periódico de la ciudad de Santafé en 1791 y la Gaceta de Caracas en 1806.


En términos generales las publicaciones periódicas que tocaban asuntos relativos a las ciencias, fueron surgiendo como medios de publicación de las Sociedades Científicas promovidas o apoyadas por el gobierno. En un principio su estructura descansaba en textos escritos en formas de cartas que exponían, argumentaban o refutaban tópicos relacionados con la ciencia. A mediados del siglo XIX van a empezar a estructurarse en torno a la idea del artículo científico, sin perder las cartas que siguieron incluyéndose como parte de la publicación. Los creadores de la filosofía natural (como Galileo, Kepler, Hobbes, Bacon, Descartes) no se dedican a la docencia y estaban poco o nada relacionados con las universidades, pero tenían la tendencia a mantener contacto con personas de su país o del extranjero, interesadas en las mismas cuestiones que ellos, fenómeno que induce el nacimiento de las sociedades científicas o academias, que crearon sus propias revistas, como la Academia dei Lincei,(1603) en Roma, la Royal Society (1663) en Londres y la Academic Royale des Sciences (1666) en París. Con un considerable retraso, respecto a otros países europeos en donde ya en el siglo XVII se publicaban publicaciones periódicas científicas (en Alemania Acta eruditorum comienza a publicarse en 1665, en Francia Journal des Savants en 1682 , etc.), en España las primeras revistas que hoy entenderíamos como científicas comenzaron a editarse en la segunda mitad del siglo XVIII.


A finales de siglo XVII, se introdujeron innovaciones técnicas en los procesos de impresión, y se comenzó a establecer una infraestructura informativa que proveyese de noticias a las publicaciones periódicas. A medida que se desarrollaron las redes del ferrocarril se ampliaron las posibilidades de distribución de este tipo de publicaciones y surgen empresas que empiezan a desarrollar este tipo de publicaciones con fines lucrativos. Son empresas que promueven la industrialización en la forma de publicación con la finalidad de reducir costos y aumentar su capacidad productiva y rentabilidad. Fundamentalmente surgen y se desarrollan en los países que estaban abandonando el capitalismo mercantil para desarrollar el capitalismo industrial en donde los periódicos se integran a las nuevas formas de organización social y política , un ejemplo de este tipo de empresa fue el periódico The Times que se funda en 1785, Hacia finales del siglo nació en Londres el primer dominical : el Weekly Meseger, fundado en 1796 por Jon Bell, impresor de larga experiencia. No sucede lo mismo en España en donde la Corona seguía manteniendo una atrasada estructura social con un estado ligado a la Iglesia Católica abiertamente conservadora y enemiga de cualquier tipo de cambio que modificara los privilegios de la oligarquía dominante. En España los periódicos además de ser muy caros, se imprimían con el permiso del Consejo de Castilla y se sometían a la censura eclesiástica, además de que sólo estaban al alcance de una minoría, y seguían produciéndose por medios artesanales.


En el Imperio Español, el único tipo de publicación periódica que alcanzo cierto éxito en cuanto a su supervivencia fueron los almanaques y los papeles periódicos dirigidos, a un lector ilustrado, los burgueses crearon en el siglo XVIII publicaciones de carácter popular que adquirieron un amplio desarrollo a lo largo del XVIII : los almanaques y pronósticos. Eran pequeños libros, que no representaban ningún peligro para la oligarquía conservadora del imperio, ofrecían, bajo el pretexto de informar del tiempo, los más variados contenidos. Además de pronóstico del año incluían datos sobre los cambios de la luna, pensamientos, pautas de conducta, instrucciones sobre los más variados oficios. Solían tener un título sensacionalista que servía de reclamo publicitario y secciones dedicadas al pronóstico de lo que iba suceder ese año según los astros, así como una especie de carta astral por estaciones, meses y días. Los almanaques y pronósticos constituyeron una recopilación de cultura popular y una vía de difusión de los valores burgueses entre las clases bajas, razón por la cual Carlos III prohibió su publicación en 1767, bajo el pretexto de que constituían una lectura vana e inútil para el pueblo.


Hacia a finales del siglo XIX, se consolidaron las publicaciones periódicas y podemos diferenciar los siguientes tipos de las mismas:


  • La prensa política: caracterizada por la utilización de las publicaciones periódicas como vehículo de transmisión de una ideología.


  • La prensa informativa: que evolucionará hacia la prensa de masas del S.XX y cuyo objetivo inmediato es el beneficio económico.


  • Las publicaciones de carácter científico orientadas a articular un medio de darle coherencia y sentido al desarrollo del conocimiento científico y a las actividades académicas.


  • Los anuarios fundamentalmente publicados por instituciones gubernamentales o ligadas al mismo, dedicadas a difundir las actividades que habían realizado en el año inmediato anterior.


ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE


1.- Cuando surgen las publicaciones periódicas, qué objetivo tuvieron.


2.-¿Consideras que esencialmente las publicaciones periódicas siguen teniendo el mismo objetivo que cuando surgieron? Explica porque.





Última actualización: 06 de Noviembre de 2005

 

© ENBA 2005®