TEMAS y SUBTEMAS


0.0 Introducción

1.1 La imprenta

1.2 Soportes

1.3 Bibliotecas



EVALUACIÓN FINAL

Historia del Libro y de las Bibliotecas II

UNIDAD I: EL RENACIMIENTO: EUROPA
REGRESAR A INDEX.HTM

Ramiro Lafuente López



1.1 La imprenta


A mediados del siglo XV, cuando se presenta la conjunción de avances técnicos (grabado, libro xilográfico, papel, tinta grasa, tipos móviles, prensa) y la evolución de una sociedad que necesitaba comunicar por medio de la escritura, se facilita la aparición de un nuevo método de transmisión del pensamiento que transformaría la historia del hombre: la invención y desarrollo de la imprenta. La intención de los primeros impresores, era reproducir manuscritos con la mayor rapidez posible, por lo que el parecido de los primeros incunables con ellos es grande, careciendo de portada y, en muchos casos, de datos de identificación e iluminándolos a mano como a los antiguos códices. Pero pronto empezaron los cambios. El papel sustituye al pergamino, se generalizan formatos más pequeños, aparece la portada, la letra gótica deja paso a la romana, el grabado xilográfico comienza a llenar las páginas de los libros impresos y, poco a poco, el impreso emprende su propio camino como instrumento para la comunicación de ideas nuevas con características que lo individualizan formalmente1.


Se ha considerado que la primera obra impresa en la que aparece una portada es el Calendarium del astrónomo y matemático Johhannes Regiomontanus, impresa en Venecia, en 1476, por Erhard Ratdolt a quien se debe, además de la invención de la portada, la utilización por primera vez de la numeración arábiga para la datación. En esta obra, la información sobre el texto va rodeada de bellas orlas xilográficas coloreadas a mano de estilo renacentista.


La imprenta nació, en una ciudad alemana: Maguncia, creada por Gutenberg en 1453, aunque pronto los talleres surgieron en numerosas ciudades, especialmente en las que disponían de recursos financieros y organizaciones comerciales, situadas, en general, en el eje que unía el Mar del Norte con el Adriático donde Venecia ejerce de capital de la imprenta. Dos décadas más tarde impresores alemanes llevan el invento a España.


Johannes Gensfleisch zur Laden, llamado también zum Gutenberg por una hacienda familiar, nació a fines de la década de 1390 en Maguncia, Alemania, en una familia de la nobleza local. Se sabe que en su juventud perteneció al gremio de orfebres y que hacia el año 1430 se instaló en Estrasburgo como tallador de piedras preciosas.


Probablemente fue durante sus primeros años en dicha ciudad cuando concibió la idea de lograr un medio rápido de impresión y reproducción de manuscritos. Llevó a cabo entonces impresiones sobre pergamino por medio de tipos móviles de madera engarzados entre sí como las cuentas de un rosario y, con el apoyo de tres comerciantes que formaron sociedad con él en 1438, perfeccionó la técnica de la tipografía en medio de gran secreto. Hacia 1448 regresó a Maguncia y, carente de recursos económicos, se asoció con el financiero Johann Fust. Por cuestiones poco conocidas surge un pleito entre él y Fust, que se resolvió en favor de este último, y Gutenberg perdió los derechos sobre los trabajos emprendidos en su taller. Así, el extraordinario Salterio de Maguncia de 1457, el primer libro europeo que llevaba el nombre de sus impresores, hacía figurar como tales a Fust y a Peter Schöffer, yerno del primero y discípulo de Gutenberg.


Sumido en la ruina económica, Gutenberg emprendió diversos proyectos que culminaron en sucesivos fracasos. Sólo al final de su vida, casi ciego, recibió el apoyo del elector imperial, Adolfo de Nassau, que le concedió una pensión y el título de gentilhombre. Johannes Gutenberg murió probablemente el 3 de febrero de 1468, en Maguncia.


Gutenberg es conocido por sus contribuciones a la tecnología de la impresión en por lo menos tres de sus procesos: Las matrices o planchas de impresión de tipos removibles, la prensa y en las tintas para transferir los tipos al pergamino o al papel. El primer libro impreso por Gutemberg fue la Biblia, proceso que inició el 23 de febrero de 1455 y concluyó unos cinco años después; se estima que logró imprimir, iluminar y encuadernar 180 Biblias de 1282 páginas cada una, a dos columnas de 42 renglones. Hoy en día se conocen 60 Biblias de Gutenberg, 12 en pergamino y 48 en papel. Alemania posee por lo menos 15 Biblias de Gutenberg, en su mayoría en las bibliotecas de instituciones universitarias.


A Gutenberg se le considera el inventor de la imprenta en Europa, pues los chinos y coreanos ya usaban los tipos removibles y por tanto reutilizables que confirieron una enorme versatilidad al proceso de elaboración de libros. Inicialmente éstos eran singulares (únicos), como una obra de arte, elaborados a mano, palabra por palabra, por un Scriba en un Scriptorium. En la alta edad media ya se empleaban matrices de impresión, estas son el negativo, es decir, la imagen especular de una página, tallada en un medio rígido para luego entintarla y transferirla, mediante presión al pergamino o papel. Estas matrices de tipos fijos &ndashcifras, palabras, frases, párrafos&hellip labrados (grabados) sobre tabletas de arcilla blanda y luego cocidas o talladas sobre madera&ndash se conocían desde hacía mucho tiempo. Las primeras fueron casi contemporáneas de la invención de la escritura, las tabletas de arcilla sobre las que los sumerios codificaron y marcaron los primeros inventarios de producción agrícola y cobraron los primeros impuestos, hacia el 3500 a.C.


Entre los hechos que han causado grandes controversias a lo largo de los siglos es, sin duda, el inicio exacto de la aparición de la imprenta. Aunque hoy aún persisten antiguos ejemplares impresos donde se señala la firma del impresor, las fechas y los talleres que permiten visualizar y dar seguimiento a la trayectoria tipográfica; todavía no se tienen datos precisos para trazar el cuadro general de la invención de la imprenta.


Muchas personas y poblaciones pretendieron ser cuna de este arte. Aunque las opiniones apuntan a que el alemán Johannes Gutenberg, por las ideas que tenía y la iniciativa de unirse a un equipo de impresores lo apoyan como el inventor de la tipografía. Existe documentación subsecuente que le atribuye la invención aunque, curiosamente, no consta el nombre de Gutenberg en ningún impreso conocido.


Una edición que data del año 1502 en Maguncia, Alemania, impresa por Juan Schöeffer (hijo de Pedro), sucesor de la imprenta que en el pasado le perteneció a Gutenberg dice:

Este libro ha sido impreso en Maguncia, ciudad donde el arte admirable de la tipografía fue inventado en 1450 por el ingenioso Johannes Gutenberg y luego perfeccionado á costa y por obra de Juan Fust y de Pedro Schöeffer... .


El arte tipográfico es técnicamente sencillo y práctico a diferencia de las placas ya utilizadas siglos atrás en el Oriente. El nombre de Tipografía deriva del hecho de escribir con tipos metálicos móviles, los perfiles de cada letra se esculpían en un punzón metálico de hierro. Con ese punzón se grababa un placa de cobre donde quedaba estampada en bajorrelieve la forma de la letra, después se hacia un cajoncito de metal colocando como fondo la matriz impresa de cobre de una letra y se vaciaba plomo fundido que llenaba el hueco de la caja y el perfil de la letra. Una vez enfriado y sólido se liberaba del molde al plomo y se tenía un tipo de la letra, esta operación se realizaba con cada una de las letras y símbolos requeridos para obtener los tipos necesarios para formar la página de un libro.

Una vez que se tenían suficientes tipos de diversos tamaños y variedades de letras se colocaban en placas especiales formando palabras, renglones y páginas enteras de forma inversa, como reflejadas en un espejo, que una vez pasados por la tinta y luego de planchar un pliego de papel, quedaban impresas las letras, con estos pliegos se formaba el libro completo. Con este proceso tipográfico era fácil, una vez que se terminaba de imprimir un libro, deshacer la formación de tipos para tenerlos sueltos individualmente y formar nuevos textos usando los mismo tipos para nuevas ediciones.


Esta nueva técnica alemana del siglo XV permitía crear libros de una forma más rápida que los libros que se copiaban a mano durante los siglos anteriores. Mientras que a un monje le llevaba un buen número de meses copiar e ilustrar con pintura un extenso libro, los impresores podían tener hasta cien o más ejemplares, en el tiempo en el que a un copista le tomaba concluir una sola copia, con lo cual se abrieron nuevas posibilidades para la producción, comercio y uso del libro.


ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE:


1.- Enumera los hechos que consideres fundamentales acerca de la invención de la imprenta.


2.- ¿Qué es la tipografía?


3.- Lee el documento El libro en el siglo XV, de José Martínez de Sousa que se encuentra en la sección de lecturas (archivo: sigloxv.doc) y responde las siguientes preguntas:


1.-¿ Que es un El libro xilográfico, y que diferencias tiene con un libro impreso?


2.-¿Que es un incunable y cuáles son sus características?


3.-¿ Cómo explica este autor la expansión de la imprenta en Europa?


1 Cfr. Millares Carlo. Agustín. Introducción a la historia del libro y de las bibliotecas. México : Fondo de Cultura Económica, 1993, p. 89-112





Última actualización: 06 de Noviembre de 2005

 

© ENBA 2005®